El camino a la cima de una gran empresaria

0
150

1      ¿Cuéntanos un poco de ti y tu familia?

Provengo de una familia de 5 hermanos, 4 mujeres por lo cual somos mayoría. Somos una familia muy unida y con una inclinación hacia el servicio. Mi familia más pequeña, se compone de mi marido Mauricio Anderson y dos hijas Carla y Michelle.  Carla es diseñadora de productos (emprendedora). Michelle es abogada, trabaja USFQ en la parte legal-académica con el Rector y además es la Ombudperson de la universidad.

“Somos una familia muy unida y con una inclinación hacia el servicio”

 

2      ¿Cómo llegaste a la bolsa de valores?

Llegué porque me puse un propósito, asistí a unas conferencias muy interesantes, además mi esposo viene de lo financiero, siempre lo escuchaba a él y comentábamos lectura. Comencé como agente de bolsa haciendo Trailing, que no me gustó, pero lo hice como un primer aprendizaje. La Bolsa es tan romántico como se ve en las películas o muy ingrato. Uno debe tener una madures emocional importante. Manejas tanto dinero que pierdes el sentido del mismo.

“Uno debe tener una madures emocional importante. Manejas tanto dinero que pierdes el sentido del mismo”

 

3      ¿Cuánto más te costó alcanzar tus metas en un entorno netamente masculino como lo es la bolsa?

Cuando salí a la bolsa me integré a una bolsa pequeña. Fui la primera mujer agente de bolsa de Latinoamérica. No fue difícil integrarme pero no tenía el problema por ser mujer sino que era una competencia profesional.  Era mala para matemáticas, pero tuve la suerte de que mi esposo se sentaba conmigo todas las noches y me enseñaba todo lo que sabía.

“Fui la primera mujer agente de bolsa de Latinoamérica”

 

4      ¿Qué tuviste que sacrificar en lo personal y lo profesional debido a tu trabajo?

Todo depende del enfoque que le des a las cosas. Me capacitaba con mi marido mientras mis hijas dormían. Me cuesta encontrar cuál fue el sacrificio. Creo que hubo un factor importante y  es que soy muy curiosa, muy ávida de conocer. En el mundo internacional fue el verdadero aprendizaje porque estaban en mi mesa representantes de la bolsa chilena, mexicana, española, es decir, las personas que estaban en el día a día de bolsas muy importantes, y aprendía aceleradamente.

“Me capacitaba con mi marido mientras mis hijas dormían”

 

5      ¿Piensas que la mujer en la actualidad está a la vanguardia en el manejo económico?

Si es que quiere, sí, la mujer está igual de preparada que un hombre, así que solo hay que romper nuestras  limitaciones. Hay que ganarse los espacios, generarlos. Hay que tener mucha tenacidad, no entrar en el juego de la competencia por género, hay que romper los paradigmas o mitos del “no puedo”. La bolsa es un mundo machista pero hay muchas mujeres en la bolsa ecuatoriana. Si tienes un propósito, te mueve la pasión por algo,  juegas con reglas limpias y haces transparentes la cancha, lo logras. Es importante reconocer las limitaciones y errores para superarlos. No buscar culpables, reconocer que tú, eres el único responsable de tus éxitos y fracasos.

“Si es que quiere, sí, la mujer está igual de preparada que un hombre, así que solo hay que romper nuestras  limitaciones”

 

6      ¿En qué contribuye la actividad de la bolsa para el desarrollo del país?

En todas el mundo la contribución es inmensa, no puedes considerar la existencia de una economía boyante sino existe un mercado de valores boyante o por lo menos desarrollado. Aquí tenemos un mercado pequeño, pero ha sido un contribuyente vital para el desarrollo de las empresas. Muchos piensan que las grandes empresas son las que se financian en bolsa, de las 300 y pico de empresas que pueden estar listadas (básicamente con deuda), 120 son PYMES. Estas PYMES, lograron obtener financiamiento bursátil, lo que implica que han podido mejorar su acceso al financiamiento, diversificar el tipo de financiamiento, obtener mejores tasas. Esto a la vez,  les ha permitido ordenarse internamente.

“Aquí tenemos un mercado pequeño, pero ha sido un contribuyente vital para el desarrollo de las empresas”

 

7      ¿Se puede decir que la actividad en la bolsa es un indicador de la salud de la economía?

Debería serlo. Pero no lo diría tan enfáticamente que lo es porque tenemos una industria muy pequeña. Esto hace que no sea un indicador determinante. Igualmente en otros lugares del mundo, sí lo es.

 

8      ¿Qué características debe reunir una mujer emprendedora?

La primera, no ver el emprendimiento desde el punto de vista del género. Debes superar tus propios miedos. El competidor es importante para analizar la calidad de su producto, la innovación, pero más importante es ser exigente con uno mismo. Una segunda característica, es tener mucha fuerza de carácter, para salir adelante. Saber que las caídas no son fracasos, sino que son experiencias que si las sabes capitalizar son enriquecedoras y te permiten ser mejor. Otra característica es capacitarse, estar en continua renovación de conocimientos.

“Saber que las caídas no son fracasos, sino que son experiencias que si las sabes capitalizar son enriquecedoras y te permiten ser mejor”

 

9      ¿Qué cultura hay en la gente para invertir en bonos de la bolsa?

Cuando comencé los compradores eran el mismo sector público de bonos del Estado, había las cédulas hipotecarias que compraban los bancos y los inversionistas eran básicamente del sector financiero. Cuando se abre el mercado y comienzan a participar otros inversores, se crear un apetito en el inversionista más pequeño y mediano, entonces aparecen otros inversionistas institucionales. Apareció también lo que se llama la capacitación masiva para la cual existen herramientas lúdicas como “El Juego de la Bolsa”. Esto sembró cierta inquietud de lo financiero en niños y adultos que ayudó al desarrollo de esta cultura.

“Apareció también lo que se llama la capacitación masiva para la cual existen herramientas lúdicas como El Juego de la Bolsa”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here