El Viaje del Emprendedor

El Viaje del Emprendedor se inspira en el monomito del Viaje del Héroe de Joseph Campbell y son historias que buscan visibilizar heroínas y héroes modernos que han iniciado sus aventuras buscando un tesoro para transformar la comunidad. Santiago López, Proyecto Aventura

0
261

“Lo peor que te puede pasar es que quiebres, pero si caes de una manera elegante es mejor que dar un paso para atrás”.

Una de las razones para iniciar un viaje de emprendimiento es que es divertido; corremos riesgos, hacemos locuras, nos atrevemos a imposibles y muchas veces renunciamos a la seguridad porque nos gusta y nos entretiene crear y darle vida a un proyecto personal. Esta es la historia de un emprendedor que ha hecho de su pasión un proyecto empresarial que ha aportado a la transformación en el Ecuador de la cultura del deporte y el contacto con la naturaleza.

Santiago López es uno de los creadores y organizadores del , la carrera de deporte aventura más reconocida del Ecuador y seguramente una de las mejores a nivel regional. En el 2014 organizaron el Mundial de Aventura, y hoy lidera la empresa Proyecto Aventura, que se caracteriza por innovar constantemente su oferta de experiencia al aire libre. Proyecto Aventura ofrece una serie de experiencias desafiantes y transformadoras para quienes se atreven a participar en ellas.

Todo comenzó en la universidad cuando con unos amigos decidieron organizar la primera carrera de deporte aventura del país, originalmente pensada como una competencia entre universidades que promovería una vida sana, contacto con la naturaleza y el conocimiento de lugares inhóspitos del Ecuador. El evento fue tomando un camino propio hasta convertirse en lo que hoy es el Huairasinchi; este nombre surgió luego de una caminata por los altos de El Quinche con unos vientos terribles y quiere decir “la fuerza del viento”

Mucha gente nos decía “ustedes no van a poder dejar de hacer esto nunca, son los Huairasinchi”

En los primeros pasos tomaron como referentes dos carreras internacionales, el Eco Challenge auspiciado por Discovery Channel y el Raid Gauloises, que había sucedido en Ecuador en 1997. Ambas eran carreras con presupuestos gigantescos, auspicios incluso de tabacaleras y reglamentos que no se aplicaban a la realidad local, así que al inicio todo se hizo casi de manera intuitiva. Una vez que se dio la largada del primer Huairashinchi, los cuatro amigos organizadores se quedaron solos, se miraron y dijeron “¿Y ahora?” No sabían lo que iba a suceder porque estas carreras son incontrolables, cobran vida.

No iniciaron el Huirasinchi proyectando un emprendimiento sino porque les encantaba lo que hacían. Salieron de la universidad y necesitaban trabajar, entonces decidieron lanzarce con un emprendimiento que sería la primera empresa que se dedicaría a organizar y promover eventos de deporte aventura en Ecuador; esta decisión la tomaron en el año 2005 y no les ha faltado las oportunidades y ofertas de crecer mucho, pero ellos prefieren mantener su empresa a una escala manejable, y no perderse ninguna de las carreras que organizan.

“Mi principal motivación era sentir que yo tenía el poder de controlar mi futuro, por lo menos tenía la libertad de direccionarlo como yo quería. Era diferente a lanzar curriculums en empresas y que de ahí salga alguna oportunidad.”

La motivación de Proyecto Aventura sigue siendo la de promover un cambio de estilo de vida en las personas para mejorar como seres humanos usando el desafío de los deportes aventura, el contacto con la naturaleza y el esfuerzo de ir más allá de los propios límites. Participar en un Huirasinchi puede ser una oportunidad de transformación personal. Han aprendido mucho en el camino, por ejemplo que la naturaleza puede ser un aliado o un enemigo. En el Mundial de Aventura tuvieron un arranque en el Antisana con uno de los mejores días del año, pero la noche siguiente en un cañón en Baeza el clima se cerró y la lluvia y el lodo hicieron a algunos grupos padecer mucho para lograr salir.

La magia de su emprendimiento es aprender a ver el mundo representado en sus carreras y en todas sus dimensiones: imperfecto, con altos y bajos, lleno de riesgos, lugares maravillosos y lugares tristes, aciertos y errores, miedos. En el corto tiempo que dura una carrera se pueden vivir tantas experiencias juntas que quizás nunca se repetirán; muchas personas que han pasado por el al finalizar la carrera le han dicho a Santiago testimonios como “Gracias por haberme ayudado a vivir la mejor experiencia de mi vida”; para otros fue la peor experiencia de su vida. Las emociones dentro de una carrera llevan a los participantes a quebrarse, a ir más allá, a confiar, a sufrir pero también a disfrutar muchísimo, a conocer lugares prístinos y al final pueden ser mejores personas. Éste es el elixir de este emprendimiento, la mejor recompensa para sus organizadores.

Santiago define el éxito máximo como la experiencia de un corredor que luego de haber sufrido mucho en una carrera, al cruzar la meta se arrodilla, llora solo, primero solo, luego agradece a su dios, a su tierra, y después se reúne con otros, con los suyos para compartir y celebrar. Se puede volver algo adictivo porque al momento de cruzar la meta ya estás pensando en la próxima carrera.

Y así, visto desde lejos, estos equipos de deportistas realizan trayectos casi imposibles en la naturaleza y como niños van descubriendo y buscando la posibilidad de vivir una nueva aventura.

Las imágenes fueron recuperadas de la página oficial de Proyecto Aventura.

 

Santiago López
Proyecto Aventura

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here