Experiencias de Colombia sobre Capital de Riesgo

0
534

Hoy, en las instalaciones de EDES en Quito, se realizó el Taller sobre mecanismos para el financiamiento de emprendedores, con la participación de Luis Gabriel Morcillo de la firma de abogados de Brigard y Urrutia y con Margarita Coronado de Bancóldex. El objetivo de este evento fue impulsar la industria del Capital de Riesgo, tomando en cuenta las buenas prácticas internacionales.

El primero en participar fue Luis Gabriel Morcillo, con su presentación sobre “La perspectiva de las buenas prácticas regulatorias”, donde abordó la evolución, retos, hitos, conceptos, estructuras y órganos, buenas prácticas y asuntos tributarios de la regulación colombiana. Además, sobre los trámites de constitución de un FCP y la vida del fondo. Morcillo explicó que dichos capitales surgieron en Colombia a partir de las necesidades de buscar mecanismos alternativos para captar recursos de inversionistas sofisticados; con el fin de financiar a empresas y proyectos productivos. Es decir, son vehículos intermedios entre el ahorro de inversionistas sofisticados y las empresas.

La historia de Colombia es un ejemplo a seguir por los demás países de la región. Desde el decreto de 2007, existen regulaciones sobre carteras colectivas y desde aquel momento nacieron los fondos de capital privado como vehículos de inversión, administrados por una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia; y gestionados por un gestor profesional no vigilado. Los fondos nacieron como carteras cerradas para transformarse en fondos de inversión colectiva.

A continuación, participó Margarita Coronado con tres ejes fundamentales: Bancóldex Capital, Fondo de fondos y Financiamiento a empresas en etapa temprana. En primer lugar, abordó el proyecto del capital Bancóldex (tiene apoyo financiero y no financiero) que nació en 2008 con el objetivo de ofrecer a las empresas capital fresco y atraer nuevos inversionistas locales y extranjeros. Es decir, busca desarrollar la industria de fondos de capital privado y emprendedor en Colombia.

En la evaluación de dichos fondos, realizada por el banco, se obtuvieron 11 compromisos de inversión, 81 compañías recibieron financiación (56 eran empresas colombianas), 50 compromisos de inversión en fondos, 4 inversiones promedio en empresas colombianas y 15 compañías subyacentes desinvertidas desde 2009, explica Margarita; quien destacó la importancia de encontrar una adecuada metodología de evaluación y monitoreo.

Para finalizar la jornada, expuso la estrategia competitiva destinada a resolver el problema de la velocidad, volumen y escala de crecimiento de compañías en Colombia; por medio de la atención a empresas que tengan potencial de crecimiento rápido, rentable y de forma sostenida en el tiempo. Entre los principales aspectos están las garantías diferenciadas con el FNG; la financiación vía equity a través de conexiones con inversionistas ángel, fondos de inversión o similares; la masificación y desarrollo de nuevos scoring de crédito y el canal de financiación especializado en empresas en etapa temprana.

De esta manera, culminó una jornada donde empresarios y autoridades de empresas públicas y privadas recibieron las experiencias y conocimientos sobre el financiamiento para emprendedores de Colombia. En conclusión, se planteó la necesidad de crear un marco regulatorio fácil, sencillo y que de estabilidad jurídica a las empresas. Y que el Gobierno tenga un rol fundamental en el diseño de programas que incentiven o impulsen al capital emprendedor.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here