Alexandra Chamba: “Debemos tener coraje y creer que contamos con las capacidades para ocupar cargos de decisión”

0
338

Alexandra Chamba es un ejemplo de mujer que ocupa un cargo gerencial. A continuación compartimos una entrevista a partir de su experiencia como cabeza del área de Asuntos Públicos y Comunicación de Arca Continental.

  1. ¿Por qué cree usted que las mujeres tienen la capacidad de transformar la situación actual?

Las mujeres empresarias se caracterizan por ser agentes de cambio en la sociedad al ejercer un liderazgo transformador que se enfoca en la transparencia, solidaridad y preparación.  La participación de la mujer en el mundo empresarial es sinónimo de buen gobierno y transparencia, se asegura de que los procesos sean ordenados y sanos.

El liderazgo de la mujer se caracteriza por ser inclusivo y empático, tomando decisiones enfocadas en el bienestar de las personas que le rodean. Su gestión alienta la participación al promover una estructura horizontal empresarial, lo que fomenta la identidad y el trabajo en equipo.

Las mujeres deben destacar su actitud/aptitud en los espacios de negociación y decisión. Son conscientes que, para llegar a puestos estratégicos de decisión, deben estar preparadas.

  1. ¿Cuál es el efecto que genera la presión y auto exigencia que podrían imponerse las mujeres en el entorno empresarial?

Mi mensaje a las mujeres empresarias es: “La vida está llena de oportunidades, el éxito está en identificarlas, estar preparadas y capitalizarlas para poder crear un futuro mejor”. Considero que tenemos un gran potencial para ejercer un liderazgo transparente, sensible y sobre todo con profesionalidad en el empresariado ecuatoriano.

Como mujeres empresarias debemos tener coraje y creer que contamos con las capacidades, criterio y preparación para ocupar cargos de decisión/dirección. El empoderamiento y la educación de las mujeres es clave para aumentar su participación en las esferas de toma de decisiones.

Por esta razón considero que las mujeres empresarias al plantearse retos y auto exigirse a cumplirlos con disciplina y esfuerzo pueden generar un gran cambio en la sociedad y alcanzar posiciones de influencia en el empresariado.

  1. ¿Qué significa realmente el empoderamiento de la mujer?

El término empoderamiento fue acuñado en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer (Beijing, 1995) para referirse al aumento de su participación en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.

Se refiere al proceso mediante el cual las mujeres ganan poder y control sobre sus vidas. Implica aspectos como el aumento de la confianza en sí mismas, ampliación de oportunidades y un mayor acceso a los recursos y control de estos. 

El empoderamiento desafía las relaciones de poder de hombres y mujeres, conduce hacia la autonomía individual y estimula la resistencia, la organización colectiva y la movilización. Está demostrado que la igualdad de género en el mundo empresarial es un muy buen negocio.

Más de 34 estudios globales sobre los efectos de la diversidad de género en el liderazgo del sector privado demuestran que ésta se encuentra ligada a mejores resultados de negocio. Estos estudios encuentran que cuando hay más mujeres en los directorios ejecutivos, las compañías tienen mejores resultados– un 54% más alto en retorno de la inversión (ROI), un 43% rendimiento de ventas, y acciones con un valor 17% más alto. (McKinsey. Why women matter: A Latin American Perspective, 2013. Estudios realizados con base en 345 empresas en 6 países de América Latina y el Caribe)

  1. ¿Podría darnos algunas herramientas para formar mujeres líderes?

La preparación de la mujer es fundamental para destacarse en su gestión y alcanzar sus objetivos profesionales y personales. A continuación, comparto algunas herramientas que son útiles para una capacitación integral:

  • Coaching que permita afinar las habilidades y competencias de cada mujer en cuanto a negociación, manejo de medios, personal branding, etc.
  • Charlas en los departamentos de Talento Humano de las empresas que permita reafirmar el liderazgo femenino y autopercepción positiva de sus capacidades, su empoderamiento.
  • Impartir capacitaciones sobre cómo inicia y funciona una empresa (grande y pequeña), dirección estratégica, promoción empresarial y relaciones con el mercado.
  • Convenios de las empresas con organizaciones de mujeres que promuevan la participación de mujeres en foros anuales, charlas mensuales, etc.
  • Promover la representación de las mujeres en gremios empresariales.

Además, combinar estas herramientas con historias/experiencias reales que han vivido cada una en su entorno empresarial, y que han contribuido a impulsar el liderazgo femenino le suman un gran valor, por ejemplo:

  • Tips para distribuir y sobrellevar mejor el trabajo y la vida personal/familiar de cada una.
  • Preparación de una hoja de vida/portafolio atractivo.
  • Estrategias dentro de un espacio de negociación.
  • Búsqueda de mentores.
  • Testimonio de Mujeres Líderes en medios de comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here