¿Cuál es el futuro de las incubadoras de startups?

0
313

Las incubadoras de startups han tenido un crecimiento acelerado durante los últimos años. Este modelo atrae cada vez a más innovadores con el objetivo de llevar sus ideas a un siguiente nivel. En contexto, solo en América Latina hubo más de 2.000 startups apoyadas por grandes empresas en 2018, según un estudio de Prodem.

De ahí, la importancia de que toda industria se adapte a las nuevas tendencias de los mercados y comportamientos de los consumidores. Este también es el caso de las incubadoras, pues estas deberán acoplar radicalmente su modelo de gestión y su propuesta de valor para ser relevantes en un mundo digitalizado que avanza velozmente. A continuación, algunas ideas basadas en tendencias tecnológicas sobre hacia a dónde están apuntando las incubadoras.

Hiperespecialización 

Hoy en día, varias victorias corporativas se ganan en el campo de la hiperespecialización. Esto viene acompañado de las tecnologías que están destinadas a cambiar la manera en la que vivimos como en el caso de Blockchain o cadena de bloques, inteligencia artificial, biotecnología, internet de las cosas o IoT -por sus siglas en inglés- e incluso industrias no tradicionales como la minería o la agroindustria. Esta área será enriquecida gracias a que la convergencia de dichos factores empieza a tomar sentido.

Incubadoras Corporativas

A las empresas ya no solo les bastará adquirir o absorber startups, estas deberán incorporar un modelo interno que les permita germinar las ideas de manea ágil, esto en lugar de ser tercerizado pasará a ser uno de los pilares esenciales de cualquier compañía. El objetivo será evitar su extinción cuando el futuro corporativo se torna incierto.

Incubadoras Virtuales

El mundo virtual abre un abanico de posibilidades para que las actividades físicas puedan ser trasladadas al plano digital. Entre los beneficios están el incremento de la velocidad operacional, reducción de costos y sobre todo la eficiencia a la hora de medir resultados. La principal característica de las incubadoras virtuales es su capacidad de ubiquidad y potencial alcance, así el emprendedor podrá encontrar conexiones de manera omnipresente.

Muestra de ello es que la mitad de la población mundial está conectada a internet y se espera que para 2020 el 80% de personas tenga un teléfono inteligente, según un estudio de Mobile World Capital Barcelona. Además, Prodem analiza a que en las dos últimas décadas, el costo de crear una empresa digital se ha reducido “dramáticamente”.

Con el objetivo de continuar buscando nuevos soportes para emprendedores, los modelos mencionados ya han emergido en algunas partes del mundo y este proceso se mantiene, gracias al notorio avance tecnológico. No hay duda de que para que una incubadora sea relevante en el tiempo, esta  deberá tomar un camino inexplorado  o trabajar de manera colaborativa con el fin de articular objetivos comunes.



 Desarrollado por: 
Julio César García
AEI Innovación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here