Cadenas de valor inclusivas: creando vínculos comerciales para aumentar los ingresos y el empleo

0
606

En la actualidad, una gran cantidad de empresas se ve en la necesidad de fortalecer sus cadenas de valor ya sea por aumentar su competitividad en el mercado, darles un valor agregado a sus productos o hacer más eficientes sus procesos. Sin embargo, no todas aprovechan o identifican la importancia social que esto implica. Mejorar los eslabones de la cadena de una forma inclusiva desde la base de la pirámide hasta el punto de venta final puede mejorar las vidas de las personas y, paralelamente, mejorar el negocio.

Una premisa fundamental de los negocios sugiere que la competitividad de una empresa viene de todas sus actividades. Cada eslabón de la cadena añade o crea valor, por lo que mejorar las distintas etapas, desde el suministro de insumos, diseño, producción, venta y servicios de apoyo; es de vital importancia para la sostenibilidad del negocio. 

Pasar de una situación de independencia de cada eslabón a una de interdependencia en la que, por un lado, se comparten riesgos y, por el otro, beneficios; añade un valor económico y social sostenible para las personas que conforman los eslabones más pobres. Además, crea confianza entre los actores más relevantes del negocio y mejora las condiciones de vida de productores que, usualmente, se encuentran en una situación de vulnerabilidad. Adicionalmente, existen oportunidades de reducir los costos e incrementar las eficiencias en el mercado si los integrantes de las cadenas de valor (tanto los grandes como los pequeños) cooperan.

Foto: Pixabay

Desde 2016, la AEI con el Programa Re-Emprende está enfocado en apoyar a través de Asistencia Técnica y Financiamiento a las provincias de Manabí y Esmeraldas. Desde 2018, se ha concentrado en desarrollar proyectos con enfoque de cadena, siempre manteniendo en el centro de sus intervenciones a las personas más vulnerables de estas regiones. Sin embargo, la perspectiva del trabajo sigue la orientación de la demanda y no de la oferta, entendiendo que las personas apoyadas, usualmente productores de cacao, café, frutas, pescadores, entre otros; son parte de una cadena de valor que responde a las necesidades del mercado y, por ende, de empresas denominadas ancla que mantienen un rol de liderazgo y pueden ayudar a mejorar las vidas, condiciones de trabajo e ingresos de las personas que trabajan en cada eslabón de la cadena.

Aunque el objetivo principal del programa es mejorar los ingresos, ventas y empleos de los productores y otros agentes vulnerables de las cadenas de valor; parte del trabajo involucra también fortalecer las relaciones entre diversos eslabones de la cadena para hacerla más productiva, eficiente, y por supuesto, agregar valor además de, al mismo tiempo, mejorar los precios y condiciones que reciben los productores más vulnerables de la cadena. 

El programa busca identificar las necesidades de las empresas y, al mismo tiempo, de los productores y otros actores dentro de las cadenas de valor; cerrar las brechas existentes entre los mismos a través de asistencia técnica y financiamiento y con esto fortalecer y darle sostenibilidad en el tiempo a las relaciones entre los diferentes actores de la cadena, generando mayor competitividad y, en ocasiones, creando innovación social y económica.

Foto: Pixabay

Para Re-Emprende es claro que corregir las fallas del mercado que impiden que los pequeños productores y microempresarios puedan competir en condiciones de equidad, requiere de la participación de todos y, más importante aún, que éstos se den cuenta que, si cada uno de estos eslabones no cuenta con buenas condiciones de trabajo, el negocio en el largo plazo no es sostenible. Pagar precios justos por las materias primas y tratar con dignidad a las personas trabajadoras no sólo es una tendencia comercial o un sello de fair trade, también te permite generar confianza con tus proveedores, estabilizar tu proveeduría, mejorar las vidas de las personas y, por último, contribuir a que la economía del país mejore. En conclusión, generar cadenas de valor inclusivas permite a los empresarios generar valor a la sociedad aumentando su competitividad.

Realizado por: Jesús Silva Vega

Gerente del Programa Re-Emprende

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here